fbpx

Bienvenidos a EGO EN EL NEGOCIO Capítulo 52. ¿De dónde nace la inspiración? Me presento, soy ITCANph, diseñador gráfico freelance y espero que el contenido del podcast te sea útil y te ayude a mejorar tu negocio.

Bienvenidos un día más al podcast, me alegro de teneros a todos por aquí, porque hoy vamos con un tema de esos que tienen cientos de maneras de ser tratados. Yo como siempre voy a ir con pies de plomo y os voy a contar un poco en qué consiste la inspiración y cómo debemos tratarla para no perderla nunca.

Como siempre que empiezo un capítulo así, lo primero que quiero deciros es que esto es un tema completamente personal, que cada uno de nosotros somos distintos y nos enfrentamos a la misma situación de maneras completamente diferentes, por lo que puede que todo lo que te cuente te resulte una locura o puede que veas en estos pequeños consejos, una nueva forma de llegar a conclusiones nuevas.

Lo primero que voy a hacer es trasladar aquí, desde Google la definición de la palabra inspiración
  1. 1.
    Acción de introducir aire u otra sustancia gaseosa en los pulmones.
    «la inspiración es una de las fases de la respiración»
  2. 2.
    Estímulo o lucidez repentina que siente una persona y que favorece la creatividad, la búsqueda de soluciones a un problema, la concepción de ideas que permiten emprender un proyecto, etc., especialmente la que siente el artista y que impulsa la creación de obras de arte.
    «este estilo se opone al gusto por las reglas y el orden y reivindica la creación personal según la inspiración»

Bien, como podéis comprobar, esta definición, la segunda, es bastante sencilla de entender. Es un estímulo que favorece la creatividad.

Yo, cuando pienso en el significado de inspiración me voy a una serie de palabras de apoyo, de cosas que me sirven para mejorar esos estímulos. Y es que como habéis podido comprobar, un estímulo, muchas veces por si mismo no sirve de nada, necesitas de cierta motivación para llevar a cabo cualquier proyecto. Porque por muchos estímulos que recibas, no siempre estás en disposición de ser creativo, porque la pereza o la procrastinación entran en escena llegando a hundirnos.

Como véis, la inspiración no es tan sencilla. Tienes un estímulo delante y no eres capaz de moverte porque decides no hacerlo. Por lo tanto, la motivación es si cabe más importante porque es la llama que prenderá nuestra capacidad creativa. ¿Pero qué pasa si tienes un estímulo delante y te motivas a hacer algo, pero al terminar de hacerlo te das cuenta de que es algo completamente inservible?

Entonces te das cuenta de que el estímulo más la motivación no sirven de nada.

Parece que estoy siendo muy pesimista. Pero nada más lejos de la realidad. Lo que nos pasa muchas veces, cuando nos enfrentamos a proyectos creativos es que pensamos que la inspiración nace sola, que tienes que estar motivado a hacer las cosas y que poniendo empeño las cosas salen. Pero no es así, nos falta el ingrediente más importante, que no es otro que la sensibilidad. Y es que cada uno de nosotros tenemos una sensibilidad diferente, que no implica ser más creativo o menos, simplemente significa que ante los mismos estímulos somos capaces de reaccionar o de vislumbrar la realidad de manera distinta.

Como os podréis llegar a imaginar, por muy inspirados que estemos, nuestra capacidad de ser sensibles ante los mismos estímulos nos hará inspirarnos por cosas completamente distintas.

Este confinamiento me ha dado a pensar en muchas de estas cosas, de las que muchas veces no hablamos los creativos porque nos da cierto pudor. Pero la creatividad nace de lo que tu piel dicta en cada momento. La inspiración tiene para mi una definición completamente distinta y está basada en tu sensibilidad.

Entonces, para ser un poco más concisos en lo que quiero decir, voy a formular mi pequeña aportación al mundo de la inspiración a través de una definición propia. Inspiración es la capacidad de tomar un estímulo que te motive a moverte y mostrar tu sensibilidad ante la realidad.

Pero entonces, ¿de dónde nace la inspiración?

Pues la inspiración nace de cualquier cosa que tengas delante. Pero tienes que ser capaz de entrenar tu motivación y estar abierto a sentir más. Que la inspiración te pille trabajando es una de esas frases que cambió mi forma de entender el diseño, pero cuanto más aprendo siendo freelance, más soy consciente de que la inspiración nace de nuestra sensibilidad, de nuestro momento actual y de saber entendernos a nosotros mismos.

Ser capaces de encerrarnos en un cuarto a oscuras y no sentirnos mal.

Respira. Que eso es inspirar también.

 

Un saludo amigos, nos vemos en el siguiente podcast.

¿Dónde escuchar el podcast?

“Porque emprender no tiene porqué llevarse tu vida por delante. En todo caso, emprender consiste en mejorar tu vida y hacerte crecer”

ITCANph
Diseñador gráfico

¡Contacto!

Leave a Reply