fbpx

Bienvenidos a EGO EN EL NEGOCIO Capítulo 49. Tres formas reales de mejorar en tus diseños. Me presento, soy ITCANph, diseñador gráfico freelance y espero que el contenido del podcast te sea útil y te ayude a mejorar tu negocio.

Bienvenidos un día más a Ego en el Negocio. Hoy vamos a intentar enseñar tres técnicas que van a hacer que mejoren automáticamente todos tus diseños. Y suena un poco clickbait, porque parece mentira, pero es que existen tres formas muy sencillas de que mejores tus diseños sin que apenas nos cueste.

Con el capítulo de hoy no me dirijo únicamente a los diseñadores gráficos, me dirijo a todos aquellos que muchas veces debemos presentar algo a un cliente, a una empresa o simplemente debemos hacer una presentación para nuestro TFM. No tiene tanto que ver con aspectos técnicos, que muchas veces son los que más tememos, son puramente aspectos subjetivos que en nuestra mente, van a sacar a relucir automáticamente los defectos más obvios de nuestros diseños.

Como ya os comentaba hace unas cuantas semanas, una de las mejores formas de mejorar diseñando y haciendo casi cualquier cosa es siguiendo la técnica del What If. Que no es otra cosa que probar a hacer cosas que de primeras no teníamos en cuenta, es algo así como decir, ¿qué pasaría siiiii…? Y de esta forma vamos a probar siempre cosas nuevas. Pues hoy vamos con tres cosas que le puedes hacer a todos y cada uno de tus diseños y que descubrirás por ti mismo los defectos más obvios.

La primera técnica que vamos a explicar el la técnica del blanco y negro. Esto no es otra cosa que pasar nuestro diseño a blanco y negro. El blanco y negro tiene una capacidad de abstracción muy interesante, es algo bastante obvio pensar que los colores tienden a distraer nuestra atención hacia lugares distintos, por eso esta técnica es tan interesante, porque al pasar a blanco y negro nuestro diseño, automáticamente pasamos a ver lo que hemos planteado desde un punto de vista mucho más compositivo, seremos capaces de ver a simple vista los defectos que de otra forma estábamos pasando por alto. Imaginemos el caso de una página web: lo que estaremos haciendo es dejando de lado la llamada a la acción de los botones, la saturación de las imágenes y nos centraremos en los espacios entre líneas, entre módulos y comprobando el espacio negativo y el aire con el que cada pieza de nuestro diseño respira.

Debemos tener claro que el color juega una función clave en nuestro diseño, pero de lo que no somos conscientes la mayoría de las veces es de nuestra incapacidad de separar nuestras emociones de nuestros diseños, el color es capaz de nublar nuestra vista y sobre todo de hacernos ver las cosas de una forma distinta. La ausencia de color nos va a permitir observar todo aquello que se nos escapaba.

Para hacer esto, yo lo que uso son filtros de pantalla. En Windows tenéis la capacidad nativa de establecer filtros de color que nos permiten eliminar el color de nuestras pantallas durante un tiempo, de esta forma podemos diseñar sin tener en cuenta el color, centrándonos por completo en la composición. Esto, como hablábamos antes, nos sirve para muchas cosas, desde una página web, que ha sido nuestro primer ejemplo, a presentaciones corporativas de ppt, curriculum, cartas, logotipos… etc.

La segunda técnica de la que vamos a hablar hoy es de la legibilidad. Y es que cuando estamos diseñando, una de las cosas que debemos tener siempre en cuenta es la legibilidad de nuestro diseño. Y es que como diseñadores, centrarnos en la parte artística del proceso nos hace olvidarnos de la parte fundamental, que es la comunicación. Un diseño debe ser capaz de transmitir y hacer que su significado se aprecie. Es de recibo tener en cuenta que un diseño precioso pero poco comunicativo va a vender menos que un diseño con la letra arial en grande.

Cuando hablamos de legibilidad hablamos de varios conceptos. Podemos estar hablando de tamaño, que es una parte fundamental, o podemos estar hablando de dificultad gráfica para ser entendido. Imaginemos un logotipo con una tipografía increíblemente llamativa, pero que al mismo tiempo tiene una H que parece una A. Esto nos puede llevar a error, haciendo que nuestro diseño se interprete mal y dejemos de vender porque es imposible de entender.

Para mejorar esto, lo que debemos hacer es siempre buscar opiniones de gente que no se relacione con el mundo del diseño y que sean completamente sinceros contigo. No debes enseñarle a tu cliente lo que estás haciendo con su diseño hasta que haya pasado por los ojos de algunas personas en las que puedas confiar. Esto es vital para hacer que tu diseño sea legible.

Y para terminar, vamos con la tercera técnica que no es otra que… mejorar el contraste de nuestros diseños. Y es que vivimos en mundo en el que la mayor parte de nuestro diseño pasa por una pantalla y es consumido a través de la misma. Es importante generar cierto contraste en nuestros diseños, con el fin de llamar la atención de nuestro cliente. En una página web por ejemplo, utilizando colores complementarios, en la fotografía, aumentando la exposición, en nuestras presentaciones utilizando colores llamativos para los Call to action.

Una muy buena técnica es utilizar el color, como hablábamos hace unos días, con el color, podemos llegar a diseñar cosas mucho más llamativas, si somos capaces de utilizar el color correctamente.

¿Dónde escuchar el podcast?

“Porque emprender no tiene porqué llevarse tu vida por delante. En todo caso, emprender consiste en mejorar tu vida y hacerte crecer”

ITCANph
Diseñador gráfico

¡Contacto!

Leave a Reply